Enseñanzas Náuticas

Para conocer la mar y todo lo que le rodea

Cartografía del descubrimiento de América

Posted by jonkepa en febrero 28, 2009

El racionalismo renacentista preconizaba la representación unitaria y coherente del espacio y de las proporciones, de tal manera que lo representado fuera abarcable en toda su complejidad como un único motivo coherente e inteligible. La cartografía no podía ser ajena a esta pretensión de concordancia lógica entre las partes y el todo. En adelante serán la ciencia, el cálculo y la composición matemática las que marcará el ritmo de las nuevas producciones cartográficas.

La ampliación de los conocimientos geométricos y matemáticos unida a la traducción de la “Geographia” de Ptolomeo, en la que ya se presumía la esfericidad de la tierra, amplió las opciones de representar la esfera en el plano y permitió aumentar así el espacio disponible minimizando la distorsión de la superficie representada.

En adelante no dejarían de desarrollarse tipos de proyecciones cartográficas que, unidas al perfeccionamiento de las herramientas e instrumentos de navegación y medición, permitirían aumentar la eficacia de los cartógrafos y la fiabilidad y definición de los nuevos mapas.

1482_ptolomeo_ulm1482. Proyección cónica inspirada en Ptolomeo. Edición de Ulm

LOS MAPAS DEL DESCUBRIMIENTO

En la primera mitad del siglo XVI, la tierra dobló literalmente de tamaño. En pocos años tuvieron lugar acontecimientos decisivos en todos los ámbitos de la vida y del conocimiento que influenciaron de manera extraordinaria la producción de mapas y sus técnicas. El descubrimiento de América, la circunvalación de la tierra, las largas expediciones de los navegantes portugueses, la necesidad de representar las nuevas rutas y dar a conocer las peculiaridades de las tierras descubiertas, la generalización del uso de la imprenta y las nuevas técnicas de grabación de imágenes -que permitiría reimprimir los mapas incorporando continuamente las últimas modificaciones-, condujeron a un auténtico estallido cartográfico.

1500_juan-de-la-cosa1500. Mapa portulano atlántico de Juan de la Cosa, realizado en el  Puerto de Santa María después de la segunda expedición de Colón.

Un día de 1832, el Barón de Walckenaer paseando por los kioscos de antigüedades de parís, encontró un viejo mapamundi manuscrito. Estaba firmado: “Juan de la Cosa lo fizo en el Puerto de S. Mª en año de 1500”. Acababa de encontrar el más antiguo de todos los mapas que registran en continente americano. Su autor, también llamado Juan el Vizcaíno, participó como cartógrafo en la segunda expedición de Colón y, en 1499, en la de Alonso de Ojeda. Al regreso de este viaje dibujó su mapamundi.

La técnica es la de los portulanos tradicionales. En la parte asiática, africana y europea, el mapa está decorado con los elementos tradicionales de los portulanos; se representan ciudades y monarcas, personajes bíblicos como los Reyes Magos, figuras mitológicas, el relieve y los cursos de agua, las rutas de navegación y los puertos con el nombre escrito en español antiguo. En la parte del nuevo continente el perfil de la costa apenas está esbozado; las islas, en cambio, están bien detalladas y llama la atención el dato de la insularidad de Cuba, que no sería confirmada oficialmente hasta ocho años más tarde. Probablemente Juan De la Cosa no tenía todavía conocimiento pormenorizado de las últimas expediciones portuguesas más allá del Cabo de Buena Esperanza, pues la costa oriental de África es pura especulación y la de Asia está llena de imprecisiones y espacios vacíos, quizás porque se suponía que en algún punto de esa zona se unían el viejo mundo y las tierras recién descubiertas.

1500_juan-de-la-cosa_detalleDetalle de las Antillas en el mapa de Juan de la Cosa

De parecidas características es el Planisferio de Cantino, realizado en Portugal y fechado en 1502. Igual que el anterior, se realiza con técnica de portulano sobre un pergamino manuscrito y coloreado que ofrecía detalles de la costa continental americana y de las Antillas, pero con la peculiaridad de que, al ser de manufactura portuguesa, señalaba la importancia del tratado de Tordesillas de 1495, según el cual el meridiano que pasaba a 370 leguas al oeste de las islas de Cabo Verde, fijaba la división del nuevo continente; adjudicando la parte oriental a Portugal y la occidental a Castilla.

1502_cantinoPlanisferio de Cantino, 1502

Por estas fechas la producción de mapas había entrado ya en una fase vertiginosa. Cientos de naves y decenas de expediciones volcadas en todos los mares conocidos –y desconocidos-, llevaban a bordo agrimensores, cartógrafos y cosmógrafos dispuestos a describir fielmente hasta el menor detalle de las tierras que se iban explorando. Cada vez más mapas fueron grabados en planchas imprimibles, lo que permitió la reimpresión y actualización de los mismos. Con frecuencia algunos ejemplares eran coloreados a mano y pasaban a formar parte de grandes colecciones privadas.

Entre los más novedosos e interesantes mapas impresos de principio de siglo, destaca el Mapamundi de Martín Waldseemüller, de 1507.

1507_waldseemuller1507. Mapamundi de Martín Waldseemüller

Este mapa, que técnicamente se inspira en el sistema de proyección cónica habitual en los mapas de Ptolomeo, es un verdadero hito en la historia de la cartografía por varios motivos.

En él aparece escrito por primera vez el nombre de América en el nuevo continente, dedicado a Américo Vespucci, cuya imagen también representa. Vespucci aseguraba que la tierra que habían descubierto constituía un nuevo continente. Cristóbal Colón, en cambio, sostenía que habían llegado al extremo oriental de Asia. Waldseemüller se basó en las anotaciones de Vespucci para dibujar su mapa y decidió dar al nuevo continente el nombre de América, el mundo de Américo. Es ocioso, claro, añadir que la idea hizo fortuna.

america_waldseemuller

“América” por primera vez

Es también el primero que representar la esfericidad de la tierra utilizando dos hemisferios que sitúa en la parte superior del mapa, en la franja ornamental. Y en uno de ellos, última primicia, realiza la primera representación exenta del continente americano, separado de Asia y Japón y abrazado por dos océanos. Esta circunstancia es particularmente interesante, pues en 1507 todavía se desconocía la existencia del océano Pacífico, que no sería oficialmente descubierto hasta que 1513 arribara a sus costas la expedición comandada por Vasco Nuñez de Balboa.

hemisferios_waldseemullerHemisferios terrestres con Ptolomeo a la izquierda y Vespucci a la derecha.

El enigmático mapa de Piri Reis

Mención Aparte merece el mapa de Piri Reis, que algunos han llamado también el mapa de los extraterrestres, fechado en 1513.

Durante una campaña naval contra Venecia en 1501, la flota turca capturó un barco español en cuya dotación había varios marineros que aseguraron haber acompañado a Colón en sus viajes a las Indias. Llevaban con ellos cartas de navegación referentes a aquellos viajes. Así fue como Kemal Reis, famoso almirante de la armada turca y tío del también almirante y cartógrafo Piri Reis, entró en posesión de esas cartas y de abundante información sobre los viajes de Colon al nuevo mundo.

El que conocemos, es el único fragmento de lo que probablemente fue un gran mapamundi y está lleno de anotaciones marginales suficientes para interpretarlo. Es un manuscrito muy rico en detalles y en decoración, dibujado a nueve colores, que muestra el Océano Atlántico bordeado en la parte oriental por África y la península Ibérica y en la occidental por todas las tierras conocidas del continente americano.

1513_piri-reis1513. Mapa de Piri Reis

El enigma que se ha establecido en torno a este mapa estriba en que también dibuja tierras en la parte sur del mundo y algunos han creído ver en estas tierras una Antártida unida al continente americano, dibujada con exactitud hasta en sus menores detalles. En 1513 no se había explorado aún el extremo sur del continente, y mucho menos la Antártida; además, según los expertos en grandes enigmas, las tierras dibujadas con tanta precisión se hallan miles de metros por debajo del manto de hielo, lo que significa que Piri Reis tuvo que inspirarse en mapas de hace más de 11.000 años, justo cuando la Antártida no era aún un continente helado.

Sin embargo, la explicación más razonable es también la más probable. No son pocos los mapas que conciben el Nuevo Mundo como un continente unido a los demás formando un inmenso anillo que abraza a un océano único. Lo cierto es que los viejos mitos cosmográficos pesaban todavía mucho después del descubrimiento de América. La concepción de la tierra seguía siendo fuertemente medieval y había muchas opiniones respecto a su tamaño, a la disposición de los océanos y a la forma de los continentes. Pero a pesar de toda esta confusión, o quizás por ella misma, fue éste un siglo vertiginoso. Nunca la concepción del mundo, su forma y su tamaño sufrió una convulsión tan grande como la experimentada a lo largo del siglo XVI.

1519_planisferio-lupo-homem1519. Planisferio de Lupo Homem, donde se interpretan los océanos Atlántico, Índico y Pacífico como un único gran mar interior.

LA CONQUISTA DEL ATLÁNTICO NORTE

El primer paso para la gran revolución geográfica y cartográfica, fue la conquista de los mares. El éxito de las empresas castellanas y portuguesas en la era de la navegación y los descubrimientos se debió en parte a la favorable disposición de los Vientos Alisios, que soplan siempre en la misma dirección, desde los trópicos hacia el ecuador siguiendo un patrón regular. Esta regularidad favoreció la navegación atlántica en latitudes tropicales, desde el extremo noroeste de África hasta el Caribe para regresar de allí con la ayuda de los Vientos del Oeste, que soplan en esta dirección entre la latitud 20º y 40 º en el hemisferio Norte. El mismo patrón se reproduce en el hemisferio sur, donde los Vientos Alisios soplan por debajo del golfo de Guinea, desde África hasta Brasil.

1529-diego-rivero1529, Mapa de Diego Rivero, cosmógrafo de la Casa de Contratación de Sevilla y cartógrafo real a quien se encargó el primer mapa científico en el que consignar l evolución del descubrimiento y exploración de nuevas tierras.

1534_giovanni-battista-ramu1534. La Carta universal de la tierra firme y de las islas de la India occidental. Giovanni Battista Ramusio.

Pero aún quedaba mucho por conocer en el atlántico. En 1513, Juan Ponce de León inició un viaje para explorar las aguas al norte de las Bahamas con la idea de encontrar en aquella zona la isla de Bimini, una de las islas míticas en la que se suponía estaba la Fuente de la Eterna Juventud. No deben sorprendernos este tipo de motivaciones; los viajes de exploración eran frecuentemente emprendidos por aventureros que los entendían como modernas gestas de caballería, y parte del acicate que los impulsaba, amén de gloria y riquezas, era el afán de aventura y una exaltada fantasía con acusado componente mítico. Un mes después de su partida, Juan Ponce de León divisó tierra. Era la costa continental de Norte América. Bautizó aquel territorio con el nombre de Florida conmemorando la fiesta de la Pascua, que se celebraba en aquellos días. No encontró la fuente milagrosa que buscaba y continuó su viaje hacia el Oeste. De nuevo encontró tierra, probablemente la península de Yucatán. Tampoco la fuente de la Eterna Juventud apareció en aquella parte, pero dio con algo que a la larga resultaría mucho más provechoso: las potentísimas corrientes del Atlántico norte, que iniciándose en la Corriente del Golfo, describían una curva subiendo desde el Caribe por el litoral atlántico para girar después hacia el Oeste, cruzar el océano y bañar con aguas cálidas las costas del Noroeste de Europa. Aquella resultó ser la ruta natural más efectiva para comunicar las zonas más septentrionales de ambos continentes. Con aquel descubrimiento quedó completo el mapa de los vientos y de las corrientes marinas del atlántico.

carta_marina-olaus-magnus 1539. Carta Marina de Olaus Magnus, editada en Venecia. Este gran cosmógrafo renacentista sueco, publicó el primer mapa detallado de Escandinavia con pretensión de ser exacto y preciso. Es un mapa preciosista y muy detallado en el que, además de los aspectos geográficos, se expresan las formas de vida de los pueblos septentrionales, buena parte de sus mitos y un importante elenco de monstruos marinos.

1562_mapa-diego-gutierrez1562, El magnífico mapa de América de Diego Gutiérrez, cartógrafo español de la casa de contratación, presenta la costa este de América del Norte; América Central y del Sur en su totalidad y porciones de las costas occidentales de Europa y África. Ofrece, además, una prolija ilustración de todo el imaginario que desde que se iniciaran los viajes trasatlánticos de exploración se habían asociado al nuevo continente y a los océanos. En http://www.loc.gov/rr/hispanic/frontiers/gutierrz2.html puede encontrarse información ampliada sobre este mapa.

Fuente: LunaBruna en Valdeperillos

About these ads

6 comentarios to “Cartografía del descubrimiento de América”

  1. […] Enseñanzas náuticas. Cartografia del descubrimiento de América [en línia]. [Consulta: 22 juliol 2009]. Disponible a : <http://nauticajonkepa.wordpress.com/2009/02/28/cartografia-del-descubrimiento-de-america/&gt; […]

    Me gusta

  2. pilarr said

    gracias por esta informacion, me a servido de mucho para un trabajo
    GRACIAS a tambien las imagenes estan muy bien enhorabuena :)

    Me gusta

  3. ugutu said

    esta bien la uinformacion

    Me gusta

  4. jonkepa said

    Martincito y similares, las gilipolleces te las guardas donde te quepan.

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 826 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: