Enseñanzas Náuticas

Para conocer la mar y todo lo que le rodea

Arranca la vuelta al mundo

Posted by jonkepa en diciembre 26, 2010

El próximo viernes, último día del año, comienza la segunda edición de la Barcelona World Race, la vuelta al mundo a vela con barcos tripulados por dos personas. Una regata que pone al límite a los navegantes y a los barcos. Este reportaje explica los pormenores de la prueba. Y a lo largo de las próximas semanas, durante los tres meses que dura la competición, el Magazine acercará a los lectores los perfiles más personales de los veintisiete hombres y tres mujeres que afrontan esta competición.

El velero We Are Water se desliza suavemente por el interior del puerto de Barcelona y se acerca a los pies de la estatua de Colón, situada en la desembocadura de la Rambla, que constituye uno de los símbolos de la ciudad, recuerdo del regreso triunfal del almirante de la mar océana y reflejo de la vocación de la capital catalana por abrirse al mundo. Es el espíritu con el que Barcelona organizó los elogiados Juegos Olímpicos de 1992 y con el que ha creado la Barcelona World Race, la regata de vuelta al mundo, con dos tripulantes y sin escalas, cuya segunda edición zarpa el próximo viernes, 31 de diciembre, a las 13 horas.

El Estrella Damm, de Àlex Pella y Pepe Ribes, con sus velas diseñadas por Custo Dalmau, navega frente al litoral de Barcelona

A bordo del We Are Water, Jaume Mumbrú y Cali Sanmartí maniobran con precisión para llevar el enorme velero de la clase imoca open 60, con sus 18,29 metros de eslora, lo más cerca posible del muelle y de Colón. La intención es que esta imagen del barco y la estatua complete la serie de fotografías que publicó el Magazine el pasado 4 de abril, con el Estrella Damm y el W Hotels pasando entonces por delante de la estatua de la Libertad y otros escenarios característicos de Nueva York. Dos ciudades unidas por su historia, su vocación marítima y los barcos con los que se disputan algunas de las grandes regatas oceánicas.

El Estrella Damm y el ex W, ahora patrocinado por Renault, también participan en la Barcelona World Race, al igual que el We Are Water. En total habrá quince barcos en la línea de salida, el próximo viernes. Los treinta tripulantes son de ocho nacionalidades: trece españoles, diez franceses, dos británicos, un suizo, un neozelandés, un polaco, un alemán y un estadounidense.

Y, a grandes rasgos y hablando en términos regatistas, hay una diferencia fundamental entre ellos: profesionales y amateurs, aunque también se puede decir que se reúnen figuras consagradas y grandes promesas. Entre los primeros destacan, sobre todo, los franceses. Las regatas oceánicas se han convertido en Francia en un gran espectáculo con un importante seguimiento popular y, en consecuencia, con gran número de patrocinadores.

La madre de todas las grandes regatas oceánicas es la Vendée Globe, y no porque sea de las más antiguas sino porque es el no va más en términos de dificultad, peligro y aventura: es la vuelta al mundo en solitario y sin escalas a bordo de los imoca open 60. Sale cada cuatro años del pequeño puerto de Les Sables d’Olonne, en la costa atlántica francesa, y constituye un acontecimiento nacional e internacional.

Eso explica que los navegantes franceses de primer nivel, los favoritos, dispongan de amplios presupuestos para construir barcos cada vez más modernos, más rápidos y más extremos. Es una carrera tecnológica que también implica a las empresas punteras de diversos sectores: diseñadores, astilleros, componentes, velas, electrónica, comunicaciones… Y el resultado es una aventura-espectáculo muy emocionante y una industria naval que funciona a toda máquina.

El Gaes, de Dee Caffari y Anna Corbella, el único equipo femenino en la BWR

En este escenario, Barcelona ha encontrado un hueco muy inteligente. La Barcelona World Race, organizada por la Fundación para la Navegación Oceánica de Barcelona (FNOB), cuyos patronos son el Ayuntamiento, la Cámara de Comercio, la Fira de Barcelona y el Puerto Autónomo de Barcelona, es también una regata de vuelta al mundo con los mismos barcos y casi idéntico recorrido, pero con dos tripulantes en lugar del solitario de la Vendée. No es una diferencia menor. La fórmula barcelonesa permite organizar equipos con planteamientos complementarios: un navegante que dispone de barco con otro que se ha quedado sin él; el que cuenta con mayor presupuesto con el que está más justo; el veterano que ya ha dado vueltas al mundo con la joven promesa que empieza…

Además, y tampoco es una cuestión menor, los imoca, que son veleros grandes y muy exigentes, van mucho más rápido tripulados a dos. Y con dos protagonistas, las comunicaciones diarias con la base, que los aficionados de todo el mundo pueden seguir en directo desde sus ordenadores, resultan mucho más amenas. Todos estos atractivos y el buen hacer de la organización barcelonesa explican que, aun antes de que comience su segunda edición, la Barcelona World Race se haya situado en lo más alto de las competiciones oceánicas. A partir de ahora se celebrará cada cuatro años, de manera que se alternará con la Vendée Globe y habrá una gran regata de vuelta al mundo cada dos años. El seguimiento, casi en directo, se hace a través de la web barcelonaworldrace.org.

El nuevo Foncia del francés Michel Desjoyeaux, dos veces ganador de la Vendée Globe, la regata de vuelta al mundo que se disputa en solitario. Ahora, Desjoyeux navegará con François Gabart

La distinción efectuada entre profesionales y amateurs sitúa a Michel Desjoyeaux, dos veces ganador de la Vendée Globe (2000 y 2008), entre los favoritos de esta BWR. Con él, en un nuevo barco recién construido, navega el joven François Gabart. Jean Pierre Dick, vencedor de la primera BWR, acude de nuevo a la cita barcelonesa, también con un barco nuevo y acompañado por Loïck Peyron, una de las leyendas de la vela francesa. El británico Alex Thompson, a bordo del radical Hugo Boss y acompañado por el neozelandés Andrew Meiklejohn, completa la terna de favoritos que unen currículum y medios.

Muy cerca de este nivel están los franceses Kito de Pavant y Sébastien Audigane, que navegan en el Groupe Bel, con la graciosa imagen de La Vache qui Rit pintada en las velas. Y siempre hay que contar con el suizo Dominique Wavre, un veterano de las regatas oceánicas que acumula más millas que nadie y que en la BWR navega de nuevo con su mujer, la ex atleta francesa Michèle Paret, con quien alcanzó la tercera posición en la primera BWR. Los dos juntos han recorrido del orden de 400.000 millas por los océanos.

We are Water, el barco de Jaume Mumbrú y Cali Sanmartí patrocinado por la fundación creada por la empresa Roca para destacara la importancia del agua de la Tierra

Frente a ellos, los equipos españoles más fuertes. El Estrella Damm, de Àlex Pella y Pepe Ribes, un tándem que aúna competitividad y experiencia y que navega con el barco con el que Jean Pierre Dick ganó la primera BWR. El Renault Z.E., de Pachi Rivero y Toño Piris, es a su vez el barco con el que el citado Loïck Peyron tomó parte en la última Vendée Globe, en la que hubo de retirarse por rotura del palo cuando iba en primera posición. Rivero es el único español que repite en la BWR.

En la primera edición navegó con Javier Bubi Sansó en el Mutua Madrileña y no sólo alcanzaron la cuarta posición final sino que además formaron un equipo muy popular y divertido para una legión de seguidores.

El Mapfre, que tripulan los campeones olímpicos Iker Martínez y Xabi Fernández, es el barco con el que Desjoyeaux ganó la pasada Vendée Globe. Y los dos navegantes vascos unen a su probada competitividad en la vela ligera la intensa experiencia de haber participado en dos ediciones de la Volvo Ocean Race, la vuelta al mundo por etapas y con tripulaciones completas.

En este mismo nivel hay que incluir a la única pareja femenina que compite en la BWR. La británica Denise Dee Caffari y la española Anna Corbella llevan el barco con el que Caffari completó la Vendée Globe y se convirtió en la primera mujer que ha dado la vuelta al mundo en solitario y sin escalas en las dos direcciones, en el 2006 en dirección oeste, en contra de los vientos dominantes alrededor de la Tierra, y en el 2008-09 hacia el este, como ambas lo harán ahora a bordo del Gaes.

Anna Corbella nunca ha dado al vuelta al mundo, pero tuvo una destacada actuación en la última Mini Transat, la regata que va de la costa atlántica francesa a la brasileña cruzando el Atlántico en minúsculos barcos de 6,5 metros de eslora. Corbella es la primera española que ha cruzado el Atlántico en solitario en una regata. Ahora, como ella misma bromea, está lista para ir a la universidad mundial de la vela.

El Président, del francés Jean Le Cam y el médico barcelonés Bruno García

Definir al resto de los participantes españoles como amateurs no es peyorativo. Al contrario. En muchos casos significa que son auténticos aficionados, en el sentido de que tienen una profesión distinta a la de navegantes y que mantienen la afición a las regatas como una pasión personal. Jaume Mumbrú es abogado, y Cali Sanmartí, ingeniero. Mumbrú ha participado en tres Mini Transat, y Sanmartí ha patroneado todo tipo de barcos y ha tomado parte en regatas de primer nivel mundial, como la Sydney-Hobart.

Los dos se ganaron la simpatía de los aficionados y el apoyo de la FNOB cuando consiguieron completar la Vuelta a España 2010 con un viejo imoca seriamente averiado desde la segunda etapa, que salía de Santander.

Ni eso ni el escasísimo presupuesto, que les obligaba a dormir a bordo al finalizar las etapas, pudo con ellos, y consiguieron llegar a Barcelona tras completar la vuelta a la Península y Baleares. Ahora, con el patrocinio de la empresa Roca, que ha puesto en marcha la fundación We Are Water para resaltar la importancia del agua en el planeta, hacen realidad el sueño de tomar la salida en la BWR.

Es también el caso de Bruno García, médico cardiólogo en el hospital Vall d’Hebron de Barcelona. Su pasión por el mar, compartida con su hermano Willy desde niños, le llevó también a la Mini Transat y a la clase figaro y ahora a tripular el Président con el francés Jean le Cam, otra de las grandes figuras de la navegación francesa, impulsada decisivamente en su día por los éxitos del inolvidable Eric Tabarly. Otra pareja mixta similar es la que forman el también minista español Gerard Marín y el francés Ludovic Aglaor a bordo del Fòrum Marítim Català.

El barco es el Educación sin Fronteras con el que Albert Bargués y la francesa Servane Escoffier culminaron la primera BWR. Y es probablemente el imoca más legendario de cuantos siguen navegando. Construido en el año 2000, fue el velero con el que la jovencísima inglesa Ellen MacArthur quedó segunda en la edición de ese año de la Vendée Globe, precisamente detrás de Michel Desjoyeaux. Ahora, la ya vieja pero todavía muy fiable embarcación vuelve a estar en la línea de salida de su enésima vuelta al mundo.

La capacidad de las grandes estrellas de la navegación oceánica de construir nuevos imoca es lo que permite que los navegantes que se incorporan al club de vueltamundistas dispongan de barcos para competir. Sucede con los todavía muy nuevos Estrella Damm y Renault, pero también con el We Are Water y, obviamente, con el Fòrum Marítim Català. Y con el Central Lechera Asturiana, con el que Juan Merediz y Fran Palacio han formado un equipo muy arraigado en el principado asturiano. El velero es el viejo Mutua Madrileña de Bubi Sansó y Pachi Rivero. De momento les ha dado el susto previo a la regata de romper el palo frente a la costa de Portugal cuando se dirigían desde Sanxenxo (Pontevedra) hasta Barcelona. Pero el accidente, que obligó al equipo a navegar con el motor y un aparejo de fortuna para llevar el barco a su destino, también sirvió para poner de manifiesto la ilusión y la energía de todos los componentes del Central Lechera y el apoyo de la FNOB, que volcó todos sus medios para conseguirle un nuevo mástil.

Cuando los quince equipos crucen la línea de salida el próximo viernes, los treinta participantes, sin distinción, dispararán al máximo su competitividad en busca del gran objetivo: navegar lo mejor posible, completar la vuelta al mundo y arribar a Barcelona en la mejor posición. Ganar es un sueño, pero lo primero de todo es llegar. Por delante les esperan 25.000 millas (del orden de 46.000 kilómetros) por los mares más remotos, inhóspitos y peligrosos del planeta.

Texto de Suso Pérez

Magazine digital

votar

Una respuesta para “Arranca la vuelta al mundo”

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: El próximo viernes, último día del año, comienza la segunda edición de la Barcelona World Race, la vuelta al mundo a vela con barcos tripulados por dos personas. Una regata que pone al límite a los navegantes y a los barcos. …..

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: