Enseñanzas Náuticas

Para conocer la mar y todo lo que le rodea

Viaje al Ártico. En un mundo descomunal

Posted by jonkepa en junio 2, 2011

¡Y llegamos al hielo! Estamos a 79ºN, en el estrecho de Fram, que comunica el océano Ártico con el mar de Groenlandia. Es el sumidero de hielo hacia el sur. Entre las Islas Svalbard, -en el océano Ártico- y el mar de Groenlandia. Hemos conseguido llegar al margen de hielo ártico, aquí hay una cobertura de hielo del 90%. Vamos, que es un mar de hielo.

Hemos llegado al margen de hielo ártico, donde una cobertura de hielo del 90%- (SARA VÍTORES)

Anoche, llegando, escuchábamos como Jan Mayen, nuestro buque, se hacía camino entre placas de hielo, placas de alrededor de un metro de grosor. Jan Mayen no es un rompehielos, pero está reforzado y consigue ir rompiendo las placas más pequeñas. Este hielo, tan fuerte que parece, -con esos golpes que da, que mece al buque de un lado a otro- es de las cosas más frágiles del mundo. Cuando se abre, cuando Jan Mayen lo resquebraja, vemos los contornos de los bloques, vemos cómo se funden por el contacto con el agua líquida que tienen debajo y cómo por arriba, por este sol que no descansa, que lo calienta y lo derrite. Poco a poco se irán formando charcas de agua, que con su efecto lupa terminarán de fundirlo.

Pero el hielo, además, es como un queso gruyere. Está surcado por canalitos, -de unos tres milímetros de grosor- que se van formando cuando se congela el agua de mar. La sal se va concentrando y va formando una especie de salmuera, es una concentración de sal tan alta que el punto de congelación baja muchísimo y nunca se llega a congelar. Entonces queda el agua líquida en el interior del hielo. Cuando el hielo se rompe y aparecen olas largas, capaces de entrar dentro del hielo y moverlo de arriba a abajo, ese movimiento hace que el agua fluya y vaya poco a poco fundiendo el hielo por dentro. Así que el sol, el agua de debajo de las placas y la forma de queso gruyere, convierten al duro hielo en fragilidad.

El hielo es blanco porque no es agua pura, es agua llena de burbujas de aire, aire que hace que la luz se refleje y lo veamos de color blanco, pero cuando aprietas el hielo y lo expones a mucha presión, esas burbujas se van haciendo pequeñitas y cogen un tono más azul. El agua pura, en realidad, aquí lo estamos viendo, es de un color azul añil precioso.

Seguimos moviéndonos, atravesando el mar de hielo, las placas dando golpazos en el Jan Mayen… nuestra idea es avanzar algo más para conseguir llegar a la placa permanente de hielo ¿permanente? (quizá eso ya no se puede decir).

Antonio Vega viaja hoy con nosotros en el Jan Mayen. «En un mundo descomunal, siento mi fragilidad».

Sara Vítores en la Cadena SER

votar

Anuncio publicitario

3 respuestas hasta “Viaje al Ártico. En un mundo descomunal”

  1. rosa said

    Buen articulo, vale la pena de leerlo, bueno como practicamente todos los que cuelgas.

    Me gusta

  2. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: ¡Y llegamos al hielo! Estamos a 79ºN, en el estrecho de Fram, que comunica el océano Ártico con el mar de Groenlandia. Es el sumidero de hielo hacia el sur. Entre las Islas Svalbard, -en el océano Ártico- y el mar de Groenlan…..

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: