Enseñanzas Náuticas

Para conocer la mar y todo lo que le rodea

El galeón de la Armada Invencible que durmió 400 años

Posted by jonkepa en marzo 9, 2013

The ArmadaNo hay confirmación oficial, de momento. Nadie ha podido asegurar que se trate del barco en cuestión, sino solo que hay “restos de un naufragio que se pueden corresponder con ese navío”.

Pero la noticia se espera y por eso la expectación crece con cada día que pasa en la ría de Ferrol, en la que empezó el pasado lunes el trasiego de investigadores y con él, el de periodistas. Los últimos esperan en el puerto mientras los primeros van y vienen del muelle a la ensenada de Cariño, que es donde la noticia podría llevar sumergida 425 años. Allí, cerca de mar abierto, bajan hasta los 12 metros de profundidad y rastrean la zona en la que se fotografiaron ya en los años 90 los misteriosos cañones de un no menos misterioso barco naufragado. La Universidad de Santiago de Compostela quiere confirmar que lo que yace allí no son los restos de un pecio cualquiera, sino los de La Ragazzona, el barco más grande de la Armada Invencible.

“No hemos encontrado ningún elemento cerámico ni tampoco maderas”, anunció este miércoles el director del proyecto de investigación, David Fernández, acompañado en el puerto de Ferrol por Avelino Ríos, capitán de corbeta y comandante de la Unidad de Buceo de la base de la Armada de A Garoña , que acompaña a los académicos. Desde el lunes Fernández rinde cuentas cumplidamente ante la prensa pero mide sus palabras y recuerda que, en ciencia, la prudencia no es un principio, sino un método profesional. “Estamos llevando a cabo un estudio arqueológico y científico riguroso y no podemos decir ya alegremente que esos cañones se corresponden con el navío”, respondió esta semana a los que le piden certezas. “Hay que hacer toda una serie de pasos para corroborarlo”.

Hay que verificar la arqueología, pero la historia ya está escrita. Y lo que dicen las crónicas de la época es que La Ragazzona se hundió  en aquella misma zona hace 425 años, en 1588, cuando volvía tocado de la fallida Empresa de Inglaterra y se dirigía al puerto coruñés de Muros, en el que nunca llegó a amarrar. En la noche del 8 de diciembre un temporal lo empujó contra la ensenada de Cariño, donde encalló y se hundió.

El galeón artillado que podría dormir hoy sobre el lecho ferrolano fue el primero de la llamada Escuadra de Levante –también llamada de Italia–, una facción de nueve naves dirigida por el almirante bilbaíno Martín de Bertendona, y jugó un papel crucial en la mal llamada Armada Invencible. Para empezar, simbólico, porque sus 40 metros de eslora y sus más de 1500 toneladas de carga convertían a La Ragazzona, un navío alquilado a la República de Venecia, enel barco de guerra más grande de su tiempo. Pero el de este gigante fue, ante todo, un papel sentimental.

Un barco fundamental en La Grande

2013030825armada-amplFue así por su capitán, Martín de Bertendona, en cuya sangre llevaba escrita la propia historia de la gesta. El mismo Felipe II eligió personalmente las naves de su padre, Martín Jiménes de Bertendona, para su primer viaje a Inglaterra en 1553, cuando el entonces príncipe iba a casarse con la reina María Tudor, y desde entonces entabló con él y su hijo una gran amistad.

Aunque el monarca español llegó a serlo así también de Inglaterra su esposa murió en 1558 y ascendió al trono su hermanastra Isabel, privando a Felipe de la corona. Es una de las razones –junto a la ejecución de la soberana de Escocia, María Estuardo–, por las que el monarca español decidió reunir una flota y apoyar con ella un desembarco en Gran Bretaña, un proyecto del que el propio capitán de La Ragazzona fue impulsor.

El resto es historia. La Grande y Felicísima Armada –lo de Armada Invencible fue un nombre inglés posterior– sucumbió ante los elementos y al choque en el Canal de la Mancha contra los isabelinos, viéndose obligada a regresar dando una penosa vuelta alrededor de las Islas Británicas por el Mar del Norte. La Ragazzona fue uno de los 87 barcos que volvieron a aguas españolas y uno de los que lo hizo en peores condiciones. Según las crónicas encalló en la ensenada de Cariño por el deterioro de su timón, la pérdida del ancla y el mal estado de su velamen, que hicieron al enorme navío ingobernable en medio de una tempestad.

El acontecimiento forma parte desde entonces de la propia historia naval de Ferrol, sobre la que La Ragazzona podría arrojar luz. Incluso sin haberse extraído del mar ninguna de sus piezas –y de momento no se planea hacerlo– el cadáver naval plantea ya sus primeras dudas, como la propia presencia de los cañones entre sus restos. Se creía que estos habían conseguido salvarse en su día del siniestro marino en Cariño y que fueron rearmados para la defensa de la ciudad cuando el pirata Francis Drakela atacó después, en 1589. El hecho de que varios reposen en el lecho marino, sin embargo, en un número aún indeterminado, demuestra que al menos varios de ellos se hundieron irremediablemente con la nave, lo que podría hablar de un naufragio más violento del que se creía.
Rubén Díaz Caviedes en El Confidencial

votar

Anuncios

2 comentarios to “El galeón de la Armada Invencible que durmió 400 años”

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: No hay confirmación oficial, de momento. Nadie ha podido asegurar que se trate del barco en cuestión, sino solo que hay “restos de un naufragio que se pueden corresponder con ese navío”. Pero la noticia se espera y por eso la…..

    Me gusta

  2. foronaval said

    Reblogueó esto en Foro Naval.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: