Enseñanzas Náuticas

Para conocer la mar y todo lo que le rodea

Velsheda, el último recuerdo de la ‘edad de oro’ de la Copa América

Posted by jonkepa en junio 20, 2013

El Velsheda, este miércoles navegando en aguas de Palma. | Nico Martínez | MartinezStudio

El Velsheda, este miércoles navegando en aguas de Palma. | Nico Martínez | MartinezStudio

Tan sólo se construyeron 10 unidades (seis en Estados Unidos y cuatro en Gran Bretaña) y apenas disputaron tres ediciones de Copa América(1930/1937), pero la Clase J marcó una época en la navegación por la belleza de la flota y por el estilo bon vivant de aquellos millonarios que le dieron vida. La edad de oro de la gran regata revive estos días en la bahía de Palma con la celebración de la Superyacht Cup, organizada por el Real Club Náutico de Palma, donde compiten cuatro réplicas de esas seductoras embarcaciones y una de las cuatro unidades originales supervivientes: el Velsheda. Su biografía es un maravilloso trozo de Historia flotante.

Se trata del Clase J mejor conservado y, curiosamente, no fue construido para desafíar por la Copa América, sino para el placer de su primer propietario, William Laurence Stephenson, presidente de la filial inglesa de la firma de tiendas Woolworth. Velsheda es el paradigma de Clase J inglés y su propietario uno de los gentleman más carismáticos de cuantos se tomaban el whisky en el club náutico.

Antes de ordenar la construcción de Velsheda en el astillero Camper & Nicholson, Stephenson compró uno de los barcos menos competitivos del circuito ante el asombro de los demás armadores. Le sabía mal que su anterior propietario, Lord Waring, estuviera en bancarrota.

Nico Martínez | MartinezStudio

Nico Martínez | MartinezStudio

A todo esto, el amigo Waring no era ningún filántropo. En 1910 arruinó su empresa y dejó más de un millón de libras en deudas. Con la explosión de la Primera Guerra Mundial, el Lord volvió a hacer fortuna construyendo piezas para los aviones de la Royal Airforce británica. Pese a tener un gran patrimonio, el Lord nunca devolvió lo que debía y consiguió eludir la acción de la Justicia. A finales de la década de los 20 se volvió a quedar sin dinero y fue cuando Stephenson acudió en su ayuda.

Los armadores de la Clase eran unos personajes muy particulares. Mientras el mundo se hundía con el crack del 29, ellos gastaban hasta un millón de libras por unos barcos construidos en acero, en el caso de los ingleses, y en una aleación de bronce, en el de los americanos. Muchos se habían visto involucrados en sonoros escándalos y estaban divorciados, lo que les impedía, por ejemplo, acudir a la carrera de caballos más famosa del mundo, la Royal Ascot. Algunos ni siquiera eran miembros de la Royal Yacht Squadron para la que competían. Eran nuevos ricos, burgueses que poco tenían que ver con la estirada aristocracia británica. Sus nombres aún resuenan hoy por hoy en toda buena barra de bar que se precie: Lipton, Guinness, Hennessy…

Velsheda estaba ahí como una de las protagonistas. Era un barco ganador. Las formas de este velero de casi 40 metros de eslora surgieron en 1933 de la mente de uno de los grandes diseñadores navales que ha dado Inglaterra, Charles Nicholson, y su nombre es el producto de la combinación de los de las tres hijas del armador: Velma, Sheila y Daphne. Cuando se mandó construir el barco, Stephenson no tenía la victoria en mente, sólo quería sumarse al selecto club de los millonarios. Pero Nicholson sí que quería vencer y le hizo un barco rápido y ágil.

Nico Martínez | MartinezStudio

Nico Martínez | MartinezStudio

En su primer año de competición, Velsheda se enfrentó a grandes como el Britannia de Jorge V, el Shamrock V de Sir Thomas Lipton (perdedor de la Copa América de 1930) y el Endeavour (perdedor en 1934). En su segunda temporada en la élite, venció más de 40 regatas y batió un récord. Pese a no haber desafiado nunca por la Copa América, este velero hizo historia por su espectacular palmarés.

Agonía en el barro inglés

Hasta 30 hombres se encargaban de manejarlo en regata y su propietario se hacía al timón sólo para fotografiarse, nunca para competir. Prefería dejar la responsabilidad a los expertos o dar su primera oportunidad a las jóvenes promesas de la época. Como hoy todavía ocurre, este hombre no sabía muy bien cómo manejar su propio barco.

Nico Martínez | MartinezStudio

Nico Martínez | MartinezStudio

Fueron grandes momentos, pero, como todo, aquella época dorada llegó a su fin y el tiempo acabó disipando su alegría. En 1984, el casco del Velsheda agonizaba entre el barro acumulado junto al aeropuerto de Southampton. Nadie estaba dispuesto a enfrentarse a su carísima restauración, hasta que un inglés, Terry Brabant, se decidió a invertir en él y lo arregló.

Brabant le incorporó un mástil de acero y renovó los interiores, pero dejó a un lado la incorporación de un motor para dejarlo como era antaño, para que siguiera siendo un velero puro. Más tarde, se lo vendió a un suizo que intentó continuar con el proceso, pero a mitad de camino abandonó la empresa por falta de fondos.

Velsheda permaneció varado en Gosport hasta 1996, cuando fue vendido a su armador actual. El velero renació en noviembre de 1997 y en la actualidad todo en su interior es nuevo. Por fuera se diferencia de sus años de juventud por el color del casco, del blanco ha pasado a un azul marino brillante, y ahora su mástil y botavara son de fibra de carbono y los ordenadores han entrado a formar parte de su puesto de mando.

Volviendo a la bahía de Palma de Mallorca, la Superyacht Cup reúne del 19 al 22 de junio, una flota de 20 embarcaciones de esloras comprendidas entre los 24 y los 45 metros. Maravillas de los mares que izan sus velas, si bien pocas lo harán con la majestuosidad del Velsheda.

Nauta 360

votar

Anuncios

Una respuesta to “Velsheda, el último recuerdo de la ‘edad de oro’ de la Copa América”

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: El Velsheda, este miércoles navegando en aguas de Palma. | Nico Martínez | MartinezStudio Tan sólo se construyeron 10 unidades (seis en Estados Unidos y cuatro en Gran Bretaña) y apenas disputaron tres ediciones de Copa Améri..…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: