Enseñanzas Náuticas

Para conocer la mar y todo lo que le rodea

Varada

Posted by jonkepa en enero 5, 2014

Buque encallado en El Saler Fuente: Damián Torres. Las Provincias

Buque encallado en El Saler Fuente: Damián Torres. Las Provincias

Estos días hemos sabido por diversos medios escritos y  televisivos que un buque rusoo quedó atrapado por el hielo en la Antártida permaneciendo varios dias sin poder moverse, al rescate acudió un rompehielos chino que también quedó inmovilizado por el hielo. Lamentablemente nos informan los periodistas que el rompehielos chino quedó varado por el hielo lo que es absolutamente falso, no quedó varado en ningún momento. Lamentablemente no parece que ningún periodista que trate temas marítimos tenga el más mínimo interés en informarse previamente y así no hacer el ridículo una vez tras otra. Al final de esta historia ha tenido que ir al rescate un potente romphielos norteamericano, con lo malos que son los gringos.

A continuación una explicación extensa de lo que es una varada en terminología náutica.

Varada

Derecho Marítimo

El término varada hace referencia a la acción de varar una embarcación, denominándose también varadura, encallada o encalladura, zaborda o zabordo. Existe un concepto muy general e, incluso, habitual de la varada que comprende el hecho de colocar un buque en el varadero para repararlo, pero el sentido técnico del vocablo hace referencia al hecho de que un buque toque fondo y quede inmovilizado en el mismo con peligro de perderse. La varada o encalladura puede producirse voluntariamente por el mando del buque, como mal menor para salvarlo de un naufragio inminente. Así, si sobrevienen circunstancias imprevistas —buque que se queda sin gobierno en las proximidades de una costa peligrosa- el capitán procura varar la nave en un fondo arenoso para salvarla de la pérdida total. Pero también la varada puede integrar un característico accidente de mar que acontece durante la navegación y, particularmente, al entrar o salir de puertos y rías. Es necesario distinguir la encalladura en un puerto o río, por efecto de la marea, en fondos arenosos y sin riesgo ni daños, con medios y facilidades para recobrar la flotabilidad incluso sin ayuda de remolcadores, de la varada en un paraje de la costa alejado de los auxilios que le pueda facilitar un puerto, un lugar de difícil acceso o en malas condiciones de mar y viento, que coloca al buque en peligro de pérdida total. En este sentido, hay que decir que la varada significa que el buque queda inmovilizado, pero sin hundirse ni destrozarse contra la costa, pues si esto ocurre nos encontramos con la noción de naufragio, destrucción o pérdida de una nave en la mar o puerto. Fue corriente en el Derecho Marítimo la polémica sobre la identidad de la varada y el naufragio, si bien las mayoritarias tendencias (GAMECHOGOICOECHEA, ORCASITAS, VIGIER, HERNÁNDEZ YZAL) se inclinan por la distinción.

La varada o encalladura se produce cuando un buque toca en un fondo o banco de arena y queda aprisionado en él sin poder seguir flotando y navegando, corriendo el riesgo de destrozarse o hundirse si no puede zafarse. El hecho de rascar o tocar la quilla o carena de la embarcación con el fondo no es varada si no se ha dejado de flotar y el buque no queda inmovilizado durante cierto tiempo. Es indiferente la naturaleza del fondo que produce la inmovilización de la nave —rocoso, arenoso-; sin embargo, no hay varada cuando el buque toca fondo en marea baja en un estuario, ría o puerto y se vuelve a reflotar en cuanto sube la marea. Para la calificación de este accidente no tiene importancia el hecho de que se reflote con los propios medios de la embarcación o con el auxilio de remolcadores o de otro buque, aunque las labores de asistencia, salvamento, auxilio o remolque de un buque encallado hacen nacer el derecho a una indemnización por parte del buque que presta la asistencia, según su importancia (salvamento o remolque). Las dificultades para calificar la varada aparecen cuando un buque encalla y sale navegando con la sola fuerza de su máquina, con los medios de a bordo, pues —en realidad- determinan ya la varada la intervención de un remolcador o la imposibilidad de ser reflotado autónomamente, por las características del fondo, del buque o de mar y viento. Debemos preguntarnos cuánto tiempo es preciso que el buque permanezca inmovilizado, sin que pueda darse una respuesta precisa al examinar la jurisprudencia marítima.

VaraderoLa varada puede ser justificada cuando se ha buscado voluntariamente para evitar otro accidente de mayor gravedad (naufragio) o no culpable en los supuestos de caso fortuito o fuerza mayor. En el caso de varada voluntaria justificada puede integrar un supuesto de avería común. La varada o encalladura culpable puede ser maliciosa o debida a imprudencia, negligencia o impericia del mando del buque, de un miembro de la dotación o tripulación o de cualquier otra persona.

Desde el punto de vista del Derecho Mercantil marítimo, la varada tiene la naturaleza de avería particular y, por excepción, de avería gruesa o común. El artículo 841 del Código de Comercio dispone que si la encalladura (o naufragio) procediere de malicia, descuido o impericia del capitán, o porque el buque salió a la mar no hallándose suficientemente pertrechado o reparado, el naviero o los cargadores podrán pedir al capitán la indemnización de los perjuicios causados al buque o al cargamento por el siniestro. Precepto considerado injusto e inexacto por la doctrina, por lo que es preciso concluir que la responsabilidad del siniestro frente a terceros recae sobre el naviero o armador, sin perjuicio de las acciones —civiles o derivadas de la responsabilidad criminal- que pudieran corresponderle contra el culpable.

La varada puede ser un delito, previsto en el artículo 346 del Código Penal de 1995 (varamiento de nave) calificado como estragos, que cuenta con su tipo imprudente en el artículo 347.

La varada es también un delito contra los deberes del servicio relacionados con la navegación (Título VII del Libro I del Código Penal Militar), es decir: un delito militar contra la integridad del buque de guerra. El artículo 166 castiga con la pena de prisión de cinco a quince años al comandante u oficial de guardia que maliciosamente causare la varada del buque de guerra de su mando o destino. Los miembros hechos cometidos por otro miembro de la dotación o personal del servicio de ayudas a la navegación se castigarán con la pena de tres a diez años de prisión.

Si la varada de un buque de guerra se cometiere por imprudencia, se castigará al comandante o el oficial de guardia con la pena de prisión de cuatro meses a cuatro años o inhabilitación definitiva para el mando de buque de guerra. Si se tratare de otro miembro de la dotación o del servicio de ayudas a la navegación, la pena será la de prisión de tres meses y un día a dos años.

Situación del buque que reposa temporariamente sobre el fondo del mar o río a causa de la marea o por el secamiento de una dársena.

Fuente: Enciclopedia Jurídica

votar

Anuncios

11 comentarios to “Varada”

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Buque encallado en El Saler Fuente: Damián Torres. Las Provincias Estos días hemos sabido por diversos medios escritos y  televisivos que un buque rusoo quedó atrapado por el hielo en la Antártida permaneciendo varios dias si..…

    Me gusta

  2. jacobo muñiz said

    Una vez mas y mil veces mas… Como dicen ellos, los periodistas ( a los que a algunos respeto y a otros no tanto) la noticia hay que darla y luego la ortodoxia de los conceptos que cada cual averigüe. No se si lo conté: En un reportaje del País Semanal un periodista escribió que con el piloto automático la gente del barco duerme… etc,etc,etc. Le contesté, y lo publicaron, en qué consistía un barco, como se gobernaba, como se hacían la guardias y sobre todo lo que era el piloto automático. No aprenden y nunca aprenderán. Lamentable…

    Me gusta

    • jonkepa said

      Hace algún tiempo, cuando todo aquello del Prestige y del derrame en las costas gallegas, alguien de Greenpeace en su blog colgó una información (ahora mismo no recuerdo de que iba el asunto) en el que soltaban una serie de barbaridades que no había por donde cogerlas. Recuerdo que les escribí una nota donde les informaba de sus graves errores de concepto, sin entrar a valorar la noticia, pues no se molestaron ni enrectificar, ni en contestar.
      No solo son los periodistas, son todos aquellos que se ponen a escribir sobre cosas de las que no tienen ni idea y lo malo es que ni rectifican ni se asesoran y no será porque en un país como el nuestro no haya profesionales de la mar.
      Saludos.

      Me gusta

      • José said

        Quiza deberíamos deducir que les importa un bledo… había que rellenar un espacio para impresionar; disparado el flax no hay nada que rectificar… suponen que nadie mas lo va a leer… y si lo lee es de los que van a su aire y esos no siguen.

        Me gusta

        • jonkepa said

          Por todo aquello que ocurrió con el Prestige fuimos muchos los que criticamos las actuaciones gubernamentales, las decisiones erróneas que se tomaron pero los profesionales lo hicimos argumentando nuestras críticas pero estos de Greenpeace que comento simplemente criticaron por criticar sin tener ni puñetera idea de lo que decían, la prueba es que ni se atrevieron a contestarme. Al gobierno, en este y en todos los ámbitos, cuando se le criticca por algo hay que argumentarlo.

          Me gusta

          • jacobo muñiz daza said

            Ya estamos acostumbrados a que los “sabihondos” se pronuncien siguiendo la filosofía de su oficio, la esperanza que me queda es que así irán aprendiendo y el público que los lea se pueda hacer con ideas más aproximadas de lo que es nuestro recóndito mundo. Me alegra verte por aquí. Un abrazo.

            Me gusta

  3. jacobo said

    Totalmente de acuerdo. Pero a ver si a base de estacazos se enteran todos estos, yo no me aburro. Un saludo

    Me gusta

  4. jacobo muñiz daza said

    Hombre, me alegra verte por estos pagos. Efectivamente, como tú dices a todos estos lo primero que les interesa es dar la nota, que sepa que andan en el jaleo y luego después… que caiga lo que caiga. Ya está uno acostumbrado.

    Me gusta

  5. jacobo muñiz daza said

    Pues resulta que yo te mandé el otro día un comentario y, tal vez por culpa mía, no salió. Me alegra verte por aquí.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: