Enseñanzas Náuticas

Para conocer la mar y todo lo que le rodea

La amenaza más exótica

Posted by jonkepa en enero 19, 2014

La entrada de animales exóticos como mascotas, el uso en jardinería de vistosas plantas llegadas de otros continentes, las algas empleadas para decorar los acuarios o la importación accidental en buques de mercancías amenazan a la fauna y flora autóctona. El número de los invasores crece cada año.

 El misgurno, un pez con forma de anguila ha sido detectado en la Albufera. levante-emv

El misgurno, un pez con forma de anguila ha sido detectado en la Albufera. levante-emv

La denuncia de la Federación Española de Caza sobre la «mezcla» o hibridación entre el jabalí autóctono y los cerdos vietnamitas, utilizados durante años como mascotas y más tarde abandonados, representa la punta del iceberg de un gravísimo problema— el de las especies exóticas e invasoras— que obliga a las administraciones a emplear numerosos recursos, humanos y materiales, y a mantener vivo un operativo de vigilancia para evitar el «éxito» de una invasión que en muchos casos —ya ocurrió con la gambussia o el cangrejo americano— se presenta como inevitable.

La Conselleria de Infraestructuras y Medio Ambiente tiene un servicio propio —el de Vida Silvestre— dedicado al control de estas especies, con dos funcionaros asignados exclusivamente a estas tareas; una asistencia técnica de Vaersa, varios funcionarios en los servicios territoriales y tres brigadas, una por provincia, «preparadas para intervenir» cuando surge un problema, explica Cristóbal Torres, veterinario adscrito al área de especies exóticas e invasoras.

La «alerta temprana» en este dispositivo, que recuerda al de los servicios de Información, queda en manos de los agentes forestales, del Seprona de la Guardia Civil, policías locales, pescadores, ciudadanos y voluntarios a los que se ha dado una formación específica.
Cada año, la red detecta la presencia de una o varias especies exóticas, algunas con potencial invasor. Al respecto, Cristóbal Torres cree necesario diferenciar entre los exotismos y las invasoras que representan alguna amenaza, bien para los ecosistemas y especies locales, bien por unas no desdeñables razones de tipo económico.

El cerdo vietnamita ni siquiera es una especie, sino una raza distinta a la del «Porc senglar» o jabalí, así como al cerdo ibérico criado en libertad, y requiere un tratamiento específico. Su hibridación provocaría una pérdida de la pureza genética del jabalí. Otras hibridaciones como la del gato doméstico y el silvestre, amenazan a este último, al igual que ocurre con la autóctona malvasía cabeciblanca, cuya desaparición como especie genéticamente pura puede llegar por los cruces con su «prima» la malvasía canela, importada por los ingleses desde el continente americano para adornar sus jardines.

La jardinería, el floreciente y a veces impenetrable mundo de las mascotas y los acuarios (peces, plantas y algas) y terrarios (serpientes y lagartos, entre otros), son la principal puerta de entrada para especies exóticas, sin olvidar la introducción accidental de la fauna y flora que llega a los puertos en los barcos mercantes, según los informes de la Conselleria de Infraestructuras y Medio Ambiente,
En 2012 fue el misgurno (Misgurnus anguillicaudatus), pez nativo de Corea, Siberia, Japón sur de la China que ha acabado, tras pasar por el Delta del Ebro, en las aguas de la Albufera. Probablemente introducido por pescadores deportivos, al igual que el ya famoso siluro, detectado en el lago valenciano por las mismas fechas. Ese año se registraron también otras entradas como la Centaura diffusa, una planta invasora nativa de Asia menor; la Salvinia molesta, helecho invasor de América tropical (Peñíscola) o el Myriophyllum aquaticum, originaria del Amazonas.

Antes habían llegado otras especies de fauna como la cotorra de Kramer, un ave ruidosa que construye aparatosos nidos, la almeja asiática, el famoso mejillón cebra, el mapache, el visón americano, el picudo del ágave, la malvasía americana o un exótico coipú (Myocastor coypu), abatido a tiros en la desembocadura del río Algar.

A cada detección le sigue, lo más rápidamente posible, una estrategia de intervención e incluso las inspecciones preventivas como las realizadas para detectar— afortunadamente sin resultado— el caracol manzana que ha colonizado el Delta del Ebro.

Gabriel Ballester destaca la eficacia de una detección temprana y una intervención rápida como la realizada con el jacinto de agua, cuyas poblaciones parecen controladas en la Comunitat Valenciana «mientras en el Guadiana o el Guadalquivir se gastan cientos de miles de euros sin que se pueda hablar de un mínimo control».

En territorio valenciano, el ejemplo más claro de lo que puede suponer un retraso en la intervención es el de la tortuga de Florida: el galápago exótico que llegó a miles a través de las tiendas de mascotas y en cuya erradicación —«probablemente imposible», admite Cristóbal Torres—, se han empleado grandes recursos y mucho dinero, con grandes avances, aunque este año acaba la vigencia del programa europeo Life-trachemys.

El experto asegura que en la lucha contra las especies invasoras, «el repaso y la vigilancia tras una intervención es muy importante, tanto o más que la detección temprana: siempre quedan restos o algunos ejemplares aislados y por ahí pueden volver los problemas», afirma Gabriel Ballester.

Los aliados naturales
Para cada especie invasora hay una estrategia. Y si no existe un método conocido, los expertos de Medio Ambiente experimentan hasta dar con uno eficaz. Los dos disparos que abatieron al coipú son una anécdota —«no hubo más remedio», explican—. A veces basta un trabajo mecánico con palas, a mano, o con excavadoras, pero en el servicio de Vida Silvestre se han elaborado, además, tratamientos químicos específicos de baja toxicidad para algunas plantas; libros de jardinería autóctona; «sombreados» con mantas que impiden crecer a vegetales acuáticos, muy difíciles de combatir; se han diseñado trampas nuevas o se ha entrenado a perros truferos para que detecten los nidos de la tortuga. También la suerte viene en su auxilio: la Azolla, que estuvo a punto de cubrir toda la Albufera, llegó con un pequeño escarabajo parásito, Stenopelmus rufinasus, que la mantiene bajo control y que se ha trasladado a otros focos. Todo vale en esta guerra contra los invasores.

«Liberar una mascota es siempre la peor opción posible»
Muchas especies exóticas siguen entrando a través de las tiendas de mascotas. Durante años, la conselleria les informó de qué podían vender y qué no. Ahora las inspecciona y el descenso en el número de especies con potencial invasor que llegan por esta vía ha disminuido, aunque todavía hay en miles de especies que pueden llegar a ser peligrosas para la fauna autóctona. Cristóbal Torres, veterinario en Medio Ambiente cita expresamente al mapache, «muy agresivo» y capaz de desplazar a otros mamíferos. Los exotismos como el dragón chino, recientemente requisado en Valencia o la rana de uñas africana incautada en esta misma ciudad tienen su sitio en el Centro de Avifauna exótica de Nazaret o en los centros de la conselleria de El Saler y la Santa Faz. Incluso las sociedades herpetológicas se hacen cargo de grandes serpientes y lagartos. «Siempre hay una opción y liberar una mascota es siempre la peor decisión posible», apunta Torres.

José Sierra en Levante-emv

votar

Anuncios

Una respuesta to “La amenaza más exótica”

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: La entrada de animales exóticos como mascotas, el uso en jardinería de vistosas plantas llegadas de otros continentes, las algas empleadas para decorar los acuarios o la importación accidental en buques de mercancías amenazan..…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: