Enseñanzas Náuticas

Para conocer la mar y todo lo que le rodea

Los extraterrestres eran vegetales: Los círculos del Báltico son obra de plantas

Posted by jonkepa en febrero 13, 2014

Los misteriosos anillos submarinos avistados frente a la costa de Dinamarca, en el Mar Báltico, son el resultado de una planta y no de extraterrestres o de bombas de la Segunda Guerra Mundial, afirman dos biólogos en un reciente estudio

© bio.ku.dk

© bio.ku.dk

Los llamativos anillos de pasto marino verde (algunos de los cuales alcanzan hasta 15 metros de ancho), que fueron captados por primera vez por cámaras turísticas en 2008 frente en la costa de la isla danesa de Mon y que en 2011 vilvieron a ser fotografiadas desatando todo tipo de teorías, tienen ahora una explicación.

Los biólogos marinos Marianne Holmer, de la Universidad del Sur de Dinamarca, y Jens Borum, de la Universidad de Copenhague, aseguran en un reciente estudio que los círculos no tienen “nada que ver ni con cráteres de bombas ni con marcas de algún aterrizaje de una nave extraterrestre”. Asimismo, Holmer y Borum aseguran que tampoco tienen relación con los llamados círculos de hadas marinas que tuvieron desconcertados a muchos investigadores y que al final se descubrió que eran obra de peces.

Los científicos detectaron en esa zona altos niveles de sulfuro, una sustancia venenosa para las praderas marinas y que puede acumularse de forma natural en un fondo calcáreo como en la isla danesa de Mon. Así, aunque el autor de esos círculos podría parecer que es un tipo de alga marina es en realidad una planta con flores conocida como Zostera marina, que cuando crece se expande en todas direcciones. En su fase adulta estas plantas parecen capaces de soportar la presencia de sulfuro en su entorno, pero —según los autores del estudio— muchas se mueren.

El ciclo de crecimiento de estas plantas crea un patrón circular en el barro donde las plantas más viejas se encuentran en las zonas centrales y las más jóvenes en el contorno exterior. Cuando las platas viejas mueren dejan una mancha que resalta debido a que en los bordes se encuentran las más jóvenes, que se mantienen vivas. “El resultado es una forma circular excepcional, donde sólo el borde del círculo sobrevive”, explicaron Holmer y Borum en la edición de este mes de la revista ‘Marine Biology’.

RT

votar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: