Enseñanzas Náuticas

Para conocer la mar y todo lo que le rodea

Aparece en Bajamar una botella con una carta arrojada al mar en EEUU hace 6 años

Posted by jonkepa en abril 10, 2015

Forma parte de un experimento de un instituto de Florida.

 La botella al ser sacada del agua con un billete de un dólar dentro. LOT

La botella al ser sacada del agua con un billete de un dólar dentro. LOT

Después de seis años a la deriva en el mar, los socorristas de las piscinas de Bajamar encontraron ayer por la tarde flotando en el agua una botella tapada con un corcho y una carta dentro. Al abrir el recipiente y desplegar el papel húmedo que había en su interior comprobaron que no se trataba de una llamada de auxilio de un náufrago. En realidad, fueron los alumnos de la clase de Ciencias del Instituto Melbourne, del Estado de Florida, en Estados Unidos, quienes la arrojaron como parte de un experimento sobre oceanografía. La nota que enviaron pide a quien la halle que, como primera medida, no tire de nuevo la botella al mar. También dan instrucciones para que cualquier persona que la encuentre se ponga en contacto con ellos para saber dónde y cuándo apareció.

El teniente de alcalde y concejal de Playas de La Laguna, el socialista Javier Abreu, detalló ayer que solicitará colaboración a la Universidad de La Laguna para traducir la nota y responderla lo antes posible. Aunque no será fácil porque los datos de contacto, con el correo electrónico al que dirigirse, están en la parte más dañada del folio. Abreu reconoció no tener constancia de que hubiera llegado antes al litoral de La Laguna una botella con un mensaje. “Esta es la primera vez, que yo sepa, que se encuentra algo así. Mañana ya nos pondremos a trabajar para colaborar con el proyecto de los estudiantes y les escribiremos contándoles lo que ha sucedido. También les hablaremos un poco de La Laguna para que nos conozcan”, apuntó el edil. Además de la nota, la botella contenía un billete de un dólar, quizá como anzuelo para llamar la atención.

En 2010, otra de las botellas del instituto Melbourne fue noticia en la cadena internacional CNN después de que un joven irlandés la encontrara en una playa de la costa oeste de su país, en Kilbaha. Según detallaba la información publicada entonces, el experimento se puso en marcha en abril de 2009. Las botellas se arrojaron al Océano Atlántico desde una zona cercana a Cabo Cañaveral, en Florida. Durante los siguientes 16 meses, el recipiente de vidrio viajó 5.986 kilómetros a través de la poderosa corriente del Golfo, que empuja las aguas desde la costa este de Estados Unidos hacia Europa. La botella y su mensaje están desde entonces en exhibición en un pub de la playa de Kilbaha donde aparecieron.
Ethan Hall es el profesor de Ciencia Marina que dirige el proyecto. En una entrevista a un periódico estadounidense de 2013 explicó que habían soltado al mar centenares de botellas. “A todo el mundo le gusta encontrar una botella con un mensaje dentro. Hay incluso un punto de romanticismo en ello”, apuntó el docente. La mayoría de los envases hicieron pequeños recorridos hasta ser hallados en la costa norteamericana y una fue rescatada en la exclusiva isla Martha´s Vineyard, donde el presidente Barack Obama ha pasado sus vacaciones en repetidas ocasiones.

El profesor Hall solo tiene constancia de que otras cinco botellas atravesaron el Atlántico durante estos años. Dos fueron encontradas en Irlanda, otras dos en la costa norte de Francia y una en Marruecos. El docente considera que este trabajo ayuda a sus alumnos, no solo a estudiar Ciencias, sino “a poner en perspectiva cómo ahora estamos tan conectados gracias a la tecnología y centenares de años atrás esta era una forma en que se hacía”.

En 2002, una vecina de Santa Cruz encontró una botella de plástico varada en la playa de Tachero, en Taganana. Dentro había una nota que habían escrito un año antes los hermanos, Siobahne y Andrew John Riggs, de 5 y 8 años. Su padre la había lanzado desde un barco, frente a la costa de Nueva Escocia, en Canadá. En 2004, la familia visitó la Isla para rendir homenaje a la niña mensajera, que había fallecido en un accidente sin saber que su comunicado había sido recibido a muchos kilómetros de distancia.

En la nota, la niña se presentaba y pedía a quien la encontrara que la no tirase a la basura y que le respondiera a ella y a su clase. También comentaba que su padre, que trabaja en un barco, era escéptico con todo este asunto hasta que en 1998 él mismo lanzó una carta en otra botella y le respondieron desde el Golfo de Vizcaya.

La Isla también ha sido punto de partida de botellas con cartas. En concreto, en marzo de 2013, una marca noruega de refrescos lanzó desde la costa de San Miguel de Abona la botella más grande del mundo. Era de plástico, medía ocho metros y pesaba 2,5 toneladas. En su interior viajaba una descomunal carta promocional de la marca de 12 metros.

La iniciativa tenía una finalidad publicitaria al otro lado del Atlántico. Pero también se aprovechó el viaje de alrededor de 60 días para hacer distintas pruebas científicas. La botella iba equipada con luces de navegación, paneles solares, conexión por satélite y tecnología de seguimiento. La tiraron al mar en el Archipiélago para emular a Cristóbal Colón, que salió desde las Islas rumbo al Nuevo Mundo. También se trataba de honrar a Thor Heyerdahl, biólogo marino noruego que pasó en Tenerife la última parte de su vida.

Laura Docampo en La Opinión de Tenerife

votar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: