Enseñanzas Náuticas

Para conocer la mar y todo lo que le rodea

Así mide el viento en el mar el mejor innovador europeo

Posted by jonkepa en mayo 18, 2015

 Imagen del despliegue de la unidad Eolos FLS200 unit. EL MUNDO

Imagen del despliegue de la unidad Eolos FLS200 unit. EL MUNDO

Nacía con el proyecto Neptuno en 2012 y la pasada semana se proclamaba vencedor del premio en la categoría de innovación del InnovEIT 2015 en Budapest. El sistema de medición de viento de la spin off catalana, Eolos Lidar se convertía en el proyecto más innovador de Europa de todos los que ha incubado el Instituto Europeo de Tecnología -EIT-. Con la emoción de un nuevo proyecto entre las manos Rajai Aghabi, CEO de Eolos explica que se trata de un sistema de medición del viento en emplazamientos marinos en los que se plantea construir un parque eólico. Dado que la construcción de estos parques eólicos supone una inversión alta, los promotores de parques eólicos necesitan saber cuál va a ser el viento en ese emplazamiento concreto, por ello, se realizan una serie de mediciones por un período mínimo de un año «para reducir la incertidumbre en las predicciones del viento que habrá en los próximos años» razona Aghabi señalando que, la producción eléctrica será la que condicione el retorno de la inversión para la empresa energética.

La innovación viene de la mano de su sistema de medición, pero también de su plataforma. Con un tamaño de 4 por 4 metros y 3 toneladas de peso, consiste en una plataforma flotante que, frente a las plataformas tradicionales y a modo de bolla, no requiere cimentación al fondo marino. El sistema desarrollado por Eolos Lidar realiza mediciones del viento y, para ello, envía unos pulsos láseres a la atmósfera hasta una altura de 200 metros. Estos pulsos rebotan en los aerosoles, que según explica Aghabi son partículas minúsculas que se encuentran en la atmósfera, y vuelven al propio sistema que mide, por efecto Doppler, la diferencia en radiación de lo que el sistema ha emitido y lo que ha recibido. Con esta diferencia pueden calcular cuál es el vector del viento, es decir, su velocidad y dirección en cada una de las alturas programadas entre otros parámetros. Pero no todo se queda aquí, pues al tratarse de una plataforma flotante, además, han implementado un sistema de compensación que a través de los cálculos algorítmicos de un software, precisamente compensa el movimiento en la medición del sistema para que se comporte de forma equivalente a si estuviera en un sistema de referencia física.

Boya. Fuente: EOLOS

Boya. Fuente: EOLOS

Pensado, además, en que sea un sistema autónomo, que no requiera mantenimiento, y sostenible la plataforma cuenta con generadores de energías renovables como placas solares y turbinas que aprovechan la velocidad del aire y cuenta, además con un sistema de baterías para garantizar la autonomía.

Este proyecto que fue desarrollado en tres años con apoyo de la Universitat Politécnica de Catalunya y en el marco de la categoría Kic Innoenergy del EIT, no se convierte en spin off hasta final del año 2014. Actualmente, el sistema está implementado a 70 kilómetros de la costa holandesa, inscrito en un contrato con la empresa RWE, dentro del proyecto de demostración Carbon Trash que según indica Aghabi, engloba a los principales promotores de parques eólicos marinos, entre ellos Iberdrola a través de la filial Scotish Power. «Tenemos nuestra primera unidad comercial instalada a 150 metros de una torre anemométrica propiedad de RWE para validar nuestro sistema frente a una unidad de referencia» aclara el CEO de Eolos y prosigue «lleva mes y medio en el agua y ha pasado varias tormentas importantes pero hasta ahora estamos muy satisfechos porque presenta correlaciones del 99%». Esta es la primera vez que se prueba en un entorno real y tendrá que seguir logrando resultados tan positivos, al menos, durante un año; tiempo mínimo por el que se realizan estas mediciones habitualmente para tener medidas de las condiciones del aire a lo largo de las cuatro estaciones.

Para realizar mediciones en el mar, generalmente se utilizan torres anemométricas, que consisten en una instalación de aproximadamente 90 metros de altura. A esta altura se denomina altura de buje, donde están situados el motor y las palas que medirán el viento de forma mecánica. Esto de por sí no supone la gran diferencia, pero sí lo son los cimientos a los que se arraiga en el fondo marino para que no sólo se mantenga bajo una columna de 30 metros de auga marina sino que aguante temporales y olas. Sin embargo, Aghabi señala que estas plataformas no son sus competidores directos «porque si estas cuestan 15 millones de euros, nuestro sistema cuesta 15 veces menos y además se instala en un tiempo infinitamente menor porque no requiere de los mismos procedimientos burocráticos» comenta aclarando que en semanas pueden realizar la instalación del sistema de Eolos.

Lidia Montes en El Mundo

votar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: